Compartir

En la actividad académica, que coordinó el profesor Francisco Narváez, participaron representantes de diversas instituciones. Daniel Martorell, del Consejo de Defensa del Estado; Rodrigo Reyes, de Prelafit Compliance; Pablo Aranda, de la Defensoría Penal; y Tania Gajardo, del Ministerio Público.

Naciones Unidas define crimen organizado como un grupo estructurado que existe por un periodo de tiempo y que actúa concertado, con el objeto de cometer crímenes en busca de obtener ganancias. No obstante, en la práctica no es una definición que resulte fácil o unívoca, plantearon distintos especialistas en el marco del seminario “Crimen organizado en Chile”, convocado por Derecho Usach.

En la actividad participaron representantes de distintas instituciones, como el Consejo de Defensa del Estado, Ministerio Público, Defensoría Penal Pública, además de representantes del mundo privado y académico.

Para Pablo Aranda, jefe de Estudios y Proyectos de la Defensoría Penal Pública, los hechos que se asocian a agrupaciones ilícitas son un fenómeno criminal que no conocíamos en Chile. Al igual que Daniel Martorell, consejero del Consejo de Defensa del Estado, estima que tenemos un problema para definir crimen organizado desde el punto de vista jurídico, pues no todas las instituciones entienden el concepto de la misma forma.

En la misma línea argumental, Tania Gajardo, subdirectora de la Unidad Crimen Organizado y Drogas del Ministerio Público, plantea que “el crimen organizado es un concepto desde lo fenomenológico, desde lo sociológico y la criminología, son más bien aspectos de las ciencias sociales”. Explica, en este sentido, que sobrepasa la idea de asociación delictiva y criminal como la conducta de un grupo de personas que se asocian para cometer crímenes o simples delitos con permanencia en el tiempo, como se podrá entender jurídicamente.

Como este fenómeno sobrepasa las barreras de lo público y privado, por ejemplo en ámbitos como la corrupción y lavado de activos, Rodrigo Reyes, director de Prelafit Compliance, se refirió a la importancia de buenas prácticas que permitan un control eficaz para prevenir conductas delictivas al interior de las organizaciones.

Por ello, los expositores coincidieron, también, que es necesario acordar una mejor regulación, que considere la complejidad de la definición de crimen organizado.

El seminario fue coordinado por el profesor de Derecho Usach, Francisco Narváez, quien agradeció a los expositores la disposición de hablar de un tema de mucha actualidad hoy en Chile.

Compartir


NOTICIAS RELACIONADAS

22.03.2024

Docencia vinculada al medio: Clínica Jurídica de Derecho Usach ofrecerá material de orientación en creolé para migrantes haitianos

13.03.2024

Bienvenida a nuevos estudiantes 2024: autoridades de Derecho Usach marcan el sello de cercanía y espíritu de innovación en la formación